El financiamiento de la educación 2011

financiamiento 2011

Apuntes para analizar la cuestión del Financiamiento de la educación 2011

Con bombos y platillos el Gobierno Nacional, las Fundaciones que sostienen las políticas de Estado con sus producciones de documentos, financiadas por empresas multinacionales y el propio estado (C.I.P.P.E.C., S.E.S., etc), y la dirigencia sindical que las acompaña, la CTERA de Yasky-Maldonado, han anunciado el logro de las metas ambicionadas para el financiamiento de la educación: el 6% del PBI.

Parece, sin embargo, que docentes, estudiantes y padres no se dieron cuenta del logro que esto significa. Siguen con sus reclamos sectoriales, “instalando la queja”, al decir de algunos funcionarios. Las recientes movilizaciones estudiantiles secundarias y universitarias en la Ciudad de Bs. As y en Córdoba, reclamando por el deterioro de las condiciones edilicias, comedores estudiantiles y becas, así como las constantes luchas docentes jurisdiccionales por recomposición salarial frente a la inflación, parecen desconocer que todo va mejor.

El proyecto de Presupuesto 2011 presentado por el Ejecutivo Nacional en el Congreso de la Nación y la pronta caducidad de la Ley de Financiamiento Educativo Nº 26.075 plantean la necesidad de abrir el debate.

En el presente trabajo realizamos un análisis del estado del actual financiamiento educativo y algunos interrogantes sobre los criterios que a nuestro entender deberían trabajarse para replantear la cuestión del financiamiento de modo de poder garantizar efectivamente el derecho social a la educación.

1) La Ley de Financiamiento Educativo (2005) adoptó el criterio más reciente de los organismos internacionales de fijar metas para el financiamiento educativo, en base a una relación entre el gasto educativo y el porcentaje del PBI. En el año 2000, la Cumbre de….. estableció como meta el logro del 6% del PBI. Actualmente esos mismos organismos promueven el logro del 8% del PBI[1]. En décadas anteriores, el criterio establecido por UNESCO había sido, en cambio, el logro del 25% del Presupuesto Educativo.

Adoptar el criterio del PBI puede ser engañoso ya que simples operaciones de contabilidad financiera,  pueden hacerlo subir o bajar sin que los cambios garanticen mejoras reales. No obstante, tomando el criterio adoptado, debemos señalar, en primer lugar, que los informes que saludan el éxito de haber logrado llegar al 6% del PBI este año 2010, ocultan la verdadera relación de dicho % con lo que efectivamente existía antes de la crisis del 2001.

El siguiente cuadro, tomado del informe sobre el presupuesto 2010 del Ministerio de Economía, tiene como punto de partida el 2005, cuando era el 4,6%. Sin embargo, si se considera la cifra desde el 2001, se constata que ya entonces, el presupuesto era del 4,9% del PBI, lo que significa que el aumento real es menor. (ver cuadro 29 en anexo)

Fuente: Mecon Presupuesto 2010

Esta relación también oculta la realidad de lo que efectivamente recibían las escuelas. La crisis del 2001 supuso una caída del PBI, por lo que el dinero que efectivamente llegaba a educación era considerablemente menor que antes. Tomado a valores constantes del 2001, de modo que la inflación no distorsione las cifras tenemos que el gasto total sumando nación y provincias bajó casi a la mitad

GASTO TOTAL
1994 84854
1995 82431
1996 80253
1997 85516
1998 90145
1999 96894
2000 94413
2001 95777
2002 60133
2003 62863
promedio 83327,9

Fuente: …..

Tomar como referencia el % del PBI, también oculta el verdadero Gasto del Estado tanto nacional como provincial, (Gasto Educativo Consolidado: GEC) en relación al Gasto Total (GN). Si se considera esta relación se advierte que, en el 2004 antes de la Ley de Financiamiento Educativo estábamos en el 13,8% según el Banco Mundial, bastante más lejos que el 25% estimado por la UNESCO de los 60.

Fuente: Banco Mundial. Ver cuadro…..

A partir de esa fecha, casi el comienzo de la LFE, la relación no se modificó sustancialmente.

2) La Ley de financiamiento sostuvo que la diferencia que faltaba para llegar al 6% del PBI, sería aportada por Nación en un 40% y las provincias en 60% restante. Lo que la Ley no estableció fue la reversión del porcentaje de una y otra parte sobre ese 6% que por la Ley Federal quedó sobre las espaldas de las provincias. Nación pasó en 1992, por la Ley de Transferencia de Cavallo-Menem a ser “subsidiaria” aportando solo el 17% del total. (ver anexo cuadro 29) En el 2006, al sancionarse la Ley de Financiamiento, Nación aportaba el  27 % y el resto las provincias. Actualmente esa relación tuvo un leve cambio, pero el peso central sigue siendo de las provincias: 32% Nación y el 68% las provincias.

% Esfuerzo nacional y de provincias y Capital Federal para Educación 2005

% Esfuerzo en Educación de Nación, provincias y Capital Federal 2010

(Fuente: Elaboración propia en base a datos de Mecon).

  • La desigualdad en la inversión por alumno/a según la jurisdicción

Otra meta de la Ley de Financiamiento era superar la desigualdad entre provincias. Efectivamente, la Ley de Transferencia y la Ley Federal habían dejado instalada una desigualdad estructural que condenaba a calidades diferentes de educación según el lugar de nacimiento, con diferencias de 1 a 4 en la inversión por alumno (por ejemplo entre Tierra del Fuego y Salta, los extremos, o 1 a 2 entre Ciudad y Provincia de Buenos Aires). Ser argentino del otro lado de la General Paz importaba la mitad de los recursos por alumno/a.  Pero esa desigualdad, luego de 5 años de Ley de Financiamiento, no se resolvió debido justamente a que su lógica y meta no es la igualdad, sino mecanismos compensatorios, paliativos.

Los datos más recientes que poseemos son del 2007. Estos dan cuenta de que para un promedio provincial de $3.831, Tierra del Fuego invierte $10.609$ y Salta $1.688. Aún atendiendo a que ambas provincias poseen costos de vida diferentes, las diferencias siguen siendo notables. En el caso de provincia de Bs. As y Capítal Federal, donde los costos de vida bastante similares, la diferencia sigue siendo casi de 1 a 2: $3154 contra $5989 respectivamente.

Las posibilidades de revertir esta desigualdad, no aparecen muy claras si se atiende solo a la distribución de presupuesto de cada jurisdicción. El cuadro 3 abajo indicado, da cuenta de que los esfuerzos financieros son también disimiles. Mientras Santa Cruz sólo invierte el 18,4% de su presupuesto en Educación, la provincia de Bs. As. Invierte 38,4%.

Un política de aumento del financiamiento educativo debería contemplar una nueva política impositiva a nivel de provincias y Capital que gravara las propiedad sunturarias, etc.. En el orden nacional el aumento presupuestario debería ser tanto en su porcentual de distribución como en las fuentes de financiamiento. Por ejemplo se podría revisar la política de extensiones impositivas a las grandes empresas sobre ganancias (actualmente deducen impuestos por envíos de computadoras viejas a las escuelas, o por los cursos de capacitación que brindan a sus propios empleados, etc).

4) Ingresos previstos para el 2011

Este cuadro da cuenta de que el esfuerzo principal para ingresos del presupuesto nacional sigue siendo el consumo y no la ganancia empresarial, ni menos las retenciones por exportaciones. Esto demuestra que la estructura regresiva de la política de ingresos del estado nacional, incluso en comparación con otros países capitalistas imperialistas sigue existiendo. El IVA sigue siendo la principal fuente de ingresos así como el % que se saca al propio trabajador para pagar el salario social (Contribuciones a la seguridad social en % para jubilación y para seguridad social) –

Fuente: Mecon Presupuesto 2011

  • Gastos previstos presupuesto 2011

Sobre un G.N. (gasto nacional) previsto para el 2011,  incrementado en total un promedio de 18.3%, el % que aumenta el gasto destinado a la deuda pública es 28,3%, mientras que educación solo 13,4% en pesos corrientes, es decir, sin tener en cuenta la inflación. O sea que en forma proporcional, el presupuesto educativo previsto en el orden nacional para el 2011 es menor. Desciende en valores constantes atendiendo a la inflación y aún en su porcentaje en el prespuesto total: de 5,6% en el 2010 a 5,4% en el 2011.

Fuente: Mecon Presupuesto 2011

  • El G.E.C. (Gasto Educativo Consolidado Nación+Provincias) tiene proporcionalmente un aumento creciente de gastos en tecnocracia (Ministerio de Educación, organismos de contralor, etc) en relación a gastos que van a la escuela efectivamente. Esta composición del Presupuesto, sin embargo, no tenemos aún estudios para demostrarla en cifras.

Laura Marrone

Noviembre 2010

Anexo cuadros estadísticos:

Cuadro 29 – Gasto educativo de la Nación y las Jurisdicciones
(Millones de pesos de 2001)
Gasto educativo consolidado* Participación (%)
Nación Jurisdicciones
1961 – 1965 57,8 42,2
1966 – 1970 60,2 39,8
1971 – 1975 58,4 41,6
1976 – 1980 48,9 51,1
1981 6.315,8 42,8 57,2
1982 4.213,7 42,1 57,9
1983 5.251,8 44,3 55,7
1984 6.812,6 37,4 62,6
1985 6.095,8 36,6 63,4
1986 7.254,4 32,2 67,8
1987 8.092,5 33,2 66,8
1988 7.082,0 34,5 65,5
1989 5.486,9 31,3 68,7
1990 6.058,7 33,1 66,9
1991 6.815,8 32,7 67,3
1992 8.161,5 17,6 82,4
1993 9.284,9 18,5 81,5
1994 9.891,7 18,7 81,3
1995 9.762,2 19,2 80,8
1996 9.705,8 21,0 79,0
1997 10.823,2 19,9 80,1
1998 11.474,9 19,9 80,1
1999 12.577,7 17,4 82,6
2000 12.597,9 16,6 83,4
2001 12.699,7 15,9 84,1
2002 8.160,7 17,3 82,7
* No se considera el gasto educativo realizado a nivel municipal, que en el período 1980 – 2002 osciló entre el 2 y 3% aproximadamente
Fuente: Elaboración de CIPPEC  en base a Iñiguez, A.: «El financiamiento educativo, las disparidades provinciales y la desigualdad social»; y Ministerio de Economía y Producción, Dirección de Gastos Sociales Consolidados.
 

 

Cuadro 30 – El esfuerzo financiero por la educación. Total País.

Gasto Educativo como Porcentaje del Gasto Total (%) Gasto en Educación con relación al PBI (%) Gasto por alumno de educación básica (en pesos 1993)
1980 9,2 3,2 1.214
1981 8,2 3,2 1.113
1982 6,8 2,4 735
1983 8,5 2,7 894
1984 10,6 3,3 1.092
1985 9,3 3,4 935
1986 10,4 3,7 1.031
1987 10,5 4,0 1.110
1988 10,4 3,6 965
1989 9,0 3,3
1990 10,4 3,3
1991 10,6 3,3 848
1992 11,2 3,6
1993 11,9 3,8
1994 12,0 3,8 1.177
1995 12,2 4,0
1996 12,6 3,8 1.112
1997 13,1 4,0 1.200
1998 13,1 4,1 1.239
1999 13,4 4,6 1.346
2000 13,8 4,7 1.312
2001 13,7 4,9 1.311
2002 14,0 4,1
Nota: las cifras de gastos corresponden en todos los casos a gastos consolidados de los distintos niveles de gobierno
Fuente: CPPEC en base a Ministerio de Economía y Producción, Dirección Nacional de Coordinacción Fiscal con las Provincias, Ejecuciones presupuestarias por finalidad; Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa, Relevamientos Anuales de Información; y Proyecto Costos del Sistema Educativo, «Gasto Público Educativo 1991-2000»; e información suministrada por Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa.
Cuadro 31 – Gasto educativo por alumno respecto del PBI por habitante (%), por nivel de educación
Año 2000
Educación Preescolar (niños de 3 a 5 años) Educación Primaria Educación Secundaria Educación Terciaria Gasto de Educación Pirmaria a Terciaria
(a) (b) (c) (d) (e)
Países de OECD
Alemania 20 16 26 42 26
Australia 19 27 50 27
Austria 19 23 31 39 30
Corea 13 21 27 40 28
España 17 20 26 33 25
Estados Unidos2 23 20 26 59 30
Francia 16 18 30 33 27
Grecia1 x(b) 21 24 21 22
Holanda 14 16 22 44 22
Hungría1 21 18 20 58 24
Italia1 23 24 29 32 28
Japón 13 21 24 42 26
México 15 14 18 51 18
Noruega1 36 18 23 37 23
Portugal 13 22 32 28 27
Reino Unido 27 16 24 39 21
República Checa 18 13 23 39 22
Suecia 13 24 24 58 29
Suiza1 11 22 33 62 31
Promedio 18  19  26  43  26 
Países de América del Sur
Argentina 13 13 19
Brasil1, 3 16 12 11 150 14
Chile 17 21 21 79 28
Paraguay x(b) 16 28 91 23
Uruguay1 12 11 13 23 14
Promedio 14  15  19  86  20 
Nota: x(i) indica que el dato está incluido en la columna i.
1. Escuelas públicas solamente.
2. Escuelas Públicas y Privadas independientes solamente.
3. Año de referencia 1999.

 

 

1)      Durante los años previos a la LFE , o sea durante la Ley Federal Menem-De La rua, (94-2003) el esfuerzo del estado nacional para educ. era del 6%, salvo el 98, máximo, que fue del 7%. En cambio el promedio de las provincias fue de 27% de sus presupuestos.

 

en millones de pesos de 2001
GASTO TOTAL Gasto Total NACION g/Educación. Nacónc Part. % Gasto Total Provincial G/Educación Provincias Part % Gasto Municipal G/Educación Municipal Part %
1994 84854 44136 2560 0,06 33203 8233,00 0,25 7515,00 306 0,04
1995 82431 43518 2551 0,06 32198 8085,00 0,25 6715,00 319 0,05
1996 80253 42519 2662 0,06 31189 7872,00 0,25 6545,00 319 0,05
1997 85516 45081 2895 0,06 33271 8876,00 0,27 7164,00 358 0,05
1998 90145 46264 3074 0,07 35990 9378,00 0,26 7891,00 341 0,04
1999 96894 49953 2939 0,06 38613 10610,00 0,27 8328,00 414 0,05
2000 94413 48902 2767 0,06 37700 10811,00 0,29 7811,00 403 0,05
2001 95777 48903 2625 0,05 39096 10960,00 0,28 7778,00 401 0,05
2002 60133 30871 1814 0,06 24339 6967,00 0,29 4923,00 255 0,05
2003 62863 33470 1878 0,06 24543 6526,00 0,27 4850,00 250 0,05
promedio 83327,9 43361,7 2576,5 0,06 33014,2 8831,8 0,27 6952,00 336,6 0,05

 

 

Gasto educativo consolidado nacional

 

Fuente: Banco Mundial – UNESCO 2004

13.8% of government spending goes to education

 2002/03
Pupil / teacher ratio (primary)   17
Public expenditure on education :
     as % of GDP   4.0
     as % of total government expenditure   13.8
Distribution of public expenditure per level (%) :
     pre-primary (3) 8
     primary (3) 35
     secondary (3) 39
     tertiary (3) 18
     unknown   .

 

 

 

Fuente Banco Mundial

 

 

 

I

 

Anexo normativa: Metas de la Ley de Financiamiento Educativo (LFE) Nº26.065)

Incluir en el nivel inicial al CIEN POR CIENTO (100%) de la población de CINCO (5) años de edad y asegurar la incorporación creciente de los niños y niñas de TRES (3) y CUATRO (4) años, priorizando los sectores sociales más desfavorecidos.

  1. b) Garantizar un mínimo de DIEZ (10) años de escolaridad obligatoria para todos los niños, niñas y jóvenes. Asegurar la inclusión de los niños, niñas y jóvenes con necesidades educativas especiales. Lograr que, como mínimo, el TREINTA POR CIENTO (30%) de los alumnos de educación básica tengan acceso a escuelas de jornada extendida o completa, priorizando los sectores sociales más desfavorecidos.
  2. c) Avanzar en la universalización del nivel medio/polimodal logrando que los jóvenes no escolarizados, que por su edad deberían estar incorporados a este nivel, ingresen o

“2005 – Año de homenaje a Antonio Berni”

se reincorporen y completen sus estudios.

  1. d) Erradicar el analfabetismo en todo el territorio nacional y fortalecer la educación de jóvenes y adultos en todos los niveles del sistema.
  2. e) Producir las transformaciones pedagógicas que posibiliten mejorar la calidad del sistema educativo nacional en todos los niveles y modalidades, garantizando la apropiación de los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios por la totalidad de los alumnos de los niveles de educación inicial, básica/primaria y media/polimodal.
  3. f) Expandir la incorporación de las tecnologías de la información y de la comunicación en los establecimientos educativos y extender la enseñanza de una segunda lengua.
  4. g) Fortalecer la educación técnica y la formación profesional impulsando su modernización y vinculación con la producción y el trabajo. Incrementar la inversión en infraestructura y equipamiento de las escuelas y centros de formación profesional.
  5. h) Mejorar las condiciones laborales y salariales de los docentes de todos los niveles del sistema educativo. Promover la jerarquización de la carrera docente. Fortalecer y mejorar la calidad de la formación docente inicial y continua.
  6. i) Fortalecer la democratización, la calidad, los procesos de innovación y la pertinencia de la educación brindada en el sistema universitario nacional.
  7. j) Jerarquizar la investigación científico-tecnológica y garantizar el cumplimiento de los objetivos propuestos para el sistema científico-tecnológico nacional.

[1] En Marzo del 2010 Stella Maldonado, Secretaria General de CTERA propuso que este año reclamarían el 10% del PBI. Luego este reclamo desapareció para finalmente reducirlo a un genérico reclamo de aumento del presupuesto sin definir cifras y centralmente direccionado a las jurisdicciones locales como Ciudad donde gobiernan sectores opositores al gobierno nacional.

Compartir:

Sobre nosotros Laura Marrone

Legisladora Ciudad de Buenos Aires - FIT-Izquierda Socialista 2017-2019 Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA) Trayectoria laboral Profesora de Enseñanza Superior (2012-2018) Maestra (1984-2012) Cajera de venta de hamburguesas (París 1981-1983) Mucama de hotel (París 1981) Empleada en fábrica metalúrgica (Madrid 1979-1981) Bibliotecaria (1973-1976) Trayectoria política Fue Secretaria de Asuntos Pedagógicos de Ademys (2010-2013) Vicepresidente de UMP-CTERA (1985-1989) Exiliada política por estado de sitio (1979-1983) Militó en la Liga Socialista de los Trabajadores de Francia y en el movimiento de los inmigrantes sin papeles de París Militó en Comisiones Obreras de España, en la rama metalúrgica en Getafe, España. Fue expulsada de España durante el Tejerazo. (1981) Presa política de la dictadura (1976-1979) Delegada de nivel superior en la UEPC-CTERA- Córdoba (1973-1976) Delegada estudiantil en la Facultad de arquitectura (1971-1973) Ingresó a la corriente morenista a la cual perteneció hasta la actualidad 1971-2018 en sus diferentes organizaciones. PRT-La Verdad (1971-1972, PST (1972-1983), MAS,(1983-2004) Izquierda Socialista (2011 y sigue). Militante del movimiento tercer mundista del catolicismo en Córdoba (1969-1971) Escribió libros de texto para el nivel primario y secundario para Estudios Sociales y Formación Ciudadana. Artículos sobre política educativa.

No se admiten más comentarios