No al Plan Maestro

Convocamos a docentes y estudiantes a movilizarse para impedir que se aplique esta nueva reforma en educación.

Descarga nuestro proyecto aquí

El Ministerio de Educación dio a conocer un documento sobre las nuevas modificaciones del nivel medio, la “Secundaria del Futuro”. La implementación comenzaría en 17 escuelas pilotos en el año 2018, de manera inconsulta hacia el conjunto de la comunidad educativa. La reforma educativa que el gobierno de la Ciudad intentará imponer en las escuelas no se da de manera aislada, sino en el marco de una reforma estructural del sistema educativo a nivel nacional, como parte del Plan Maestro anunciado por el ex Ministro de Educación Esteban Bullrich. Esta nueva reforma estructural del nivel medio se da cuando aún está en etapa piloto la Nueva Escuela Secundaria, sin que medie balance de la misma. Hoy en día la NES se está aplicando en 3° año de todas las escuelas y en 4° año en las escuelas pioneras, reforma que tuvo fuerte resistencia de la docencia y la comunidad educativa de la ciudad porque significó recorte de orientaciones y de materias así como improvisación por la falta de aulas para la extensión de la jornada escolar que propuso. Asimismo, significó una  flexibilización  del trabajo docente, tal como viene denunciando el sindicato de docentes Ademys. La NES, a medio implementar, sería reemplazada por una nueva que implica cambios estructurales del nivel medio.

La reforma educativa nacional: Plan Maestro.

 El Plan Maestro plantea un nuevo paso en la reforma educativa que profundiza el modelo privatista y neoliberal para poder dejar en su mínima expresión a la educación pública. Se trata de un proyecto de ley elaborado a espaldas de los y las docentes mediante el cual el gobierno pretende implementar modificaciones en todo el Sistema Educativo. Para ello, se basa en la actual Ley de Educación Nacional 26.206 para profundizar aspectos regresivos: la injerencia del sector privado, la evaluación externa, las pasantías laborales precarizadoras, y la alarmante propuesta de una “nueva carrera docente” que ataca la estabilidad, los concursos para acceder a los cargos, el escalafón y el derecho a huelga.

Compartir:

No se admiten más comentarios