PLATAFORMA DEL FIT-Unidad para EDUCACIÓN

La reforma educativa en curso sigue los lineamientos de los organismos internacionales (Foro de Davos, Banco Mundial, OCDE, G20). Obedece a tres lógicas que el capital impone en esta etapa: segmentar el sistema educativo para que corresponda a los cambios en el mundo de la producción y del trabajo, abrir el presupuesto de la educación estatal a los negocios privados, ajustar los gastos estatales en función de las exigencias del FMI para el pago de la deuda externa. Esto supone terminar con el actual sistema tal como lo conocemos. Veamos.

Ajuste: Es bien conocido el deterioro de la educación por la reducción de la inversión, que nunca llegó al 6% del PBI. Hablamos de un modelo de financiamiento que impuso el FMI y el Banco Mundial en la década del 90 y que ningún gobierno posterior modificó en su esencia. Con el objetivo de disponer de fondos para el pago de la deuda externa se lo libró de la responsabilidad del financiamiento de educación y salud, entre otras medidas, y se la transfirió a las provincias y a la capital. En consecuencia, los sucesivos gobiernos nacionales no superaron la inversión del 2% del PBI para educación. Las provincias debieron afrontar el resto con la consiguiente desigualdad en el derecho a la educación debido a la disparidad de inversión por alumno, según la situación económica y la política en educación de cada gobierno provincial. Se quebró la unidad nacional en el acceso. Señalemos, por ejemplo, que la provincia de Bs As que representa el 40% del sistema tiene un gasto por alumno inferior a la media nacional y apenas supera el 50% de lo que se invierte en la Ciudad de Buenos Aires, una de las más ricas del país.

Privatización: Este deterioro y el empobrecimiento general de la población que hoy ronda el 50% de la niñez y adolescencia, han provocado el corrimiento de una parte de la  matrícula del sector público al privado. Este proceso fue favorecido por el modelo clásico de subsidios del estado a la escuela privada del cual Argentina es pionera desde 1947. En la actualidad 1 de cada 3 escuelas es privada en Argentina, existiendo casos que superan esa proporción como Ciudad de Buenos Aires que es 1 cada 2 o el Gran Buenos Aires que llega a 45% la educación privada. Con el PRO se desarrolló la modalidad de «boucher» o su versión porteña,  la «beca» que el estado paga a estudiantes terciarios para que cursen carreras en institutos privados.

 

Si bien el crecimiento de matrícula privada en los tres primeros niveles se ha aminorado debido a la crisis económica que lleva a que muchas familias no puedan pagar los aranceles y busquen escuelas públicas, la actual reforma profundiza la privatización al interior mismo del sistema público mediante la tercerización de diferentes trabajos. El capital ha descubierto que puede hacer negocios muy rentables con los presupuestos de los estados para educación. El gobierno del PRO es hoy vanguardia en la entrega creciente de fondos a empresas privadas para tareas como evaluación, capacitación, asesoramiento, plataformas digitales, becas de estudiantes a centros de formación terciarios privados, etc.

 

Reforma laboral: El carácter privado del capital impide que la revolución tecnológica en curso en el mundo se traduzca en una mejora de las condiciones de vida de la  humanidad. En cambio, aumenta su concentración,  la desigualdad entre clases sociales y entre países. En consonancia, el capital impulsa reformas que pretenden la pérdida de derechos laborales como salarios, jubilación, seguridad social, etc. Requiere que los sistemas educativos se correspondan a esos cambios preparando para la aceptación de ese mundo del trabajo, presentado bajo la ideología falsa de la autonomía del trabajo y el emprendedurismo. En esa línea se orienta la Secundaria 2030. En particular en nuestro país, requiere, además, terminar con el carácter formalmente uniforme de su sistema público para segmentarlo aún más por clases sociales, rescatando a los supuestos talentos de las clases más empobrecidas. Vanguardia de esta política es la Ciudad de Bs As donde ensayan pruebas de pre-admisión académica en el nivel inicial y el Legajo único por alumno (LUA), que prepara la predeterminación del tipo de escolaridad que cada alumno podría hacer terminada la escuela primaria. De este modo, aspiran a que la escuela media deje de ser tal y sea parte un sistema que segmente quienes habrán de seguir estudios universitarios y quienes solo podrán realizar estudios técnicos o de oficios, como ocurre en Alemania o en China.

LA PLATAFORMA PARA EDUCACIÓN DEL FIT-Unidad

La propuesta del FIT-unidad es renacionalizar el sistema educativo, de modo que el estado nacional se responsabilice de su financiamiento al 10% del PBI, bajo control de su gasto por docentes y estudiantes, así como de garantizar igualdad de derechos en la inversión por alumna/o en todo el país.

Proponemos un sistema educativo único, estatal, público, nacional. Que el estado garantice los actuales 14 años de educación obligatoria, la extensión del acceso a la educación inicial desde los 45 días, y a estudios superiores sin restricciones, todos ellos con carácter gratuito.

Planteamos la supresión de los subsidios a las escuelas privadas y confesionales y la incorporación de éstas al sistema estatal, así como el pase a planta permanente de sus trabajadores con igualdad de derechos, y con carácter excepcional.

Defendemos el concurso público para el ingreso y ascenso de la carrera docente. Rechazamos las evaluaciones externas estandarizadas y la injerencia de las empresas y las iglesias en las escuelas.

Promovemos una educación  científica, sin dogmas religiosos u otros, que promueva la igualdad de derechos, sin discriminaciones étnicas, nacionales o sexistas. Que construya identidades libres, solidarias, con pensamiento crítico y reflexivo y el respeto a la diversidad de géneros.

Promovemos la democratización de las instituciones educativas que construya un currículo orientado a las necesidades de la clase trabajadora y el pueblo, y el desarrollo de un modelo económico nacional sustentable y soberano. Esto supone romper con la colonización económica, política e ideológica que impone el Fondo Monetario y los organismos internacionales, agravado por el endeudamiento externo que debe ser suspendido, para garantizar, entre otras cuestiones, el derecho a la educación que defendemos.

Defendemos el régimen de concursos públicos para el ingreso y ascenso a la docencia, así como las conquistas de los Estatutos del Docente. Reclamamos jo

Defensa del derecho a la educación de la población

Un plan de construcción de escuelas de nivel inicial

Hay que definir una inversión histórica en la construcción de 10.000 salas para el nivel inicial en todo el país desde los 45 días, de modo de garantizar al menos un jardín cada 1.500 habitantes. La postergación de una solución al problema de la falta de vacantes en todo el país supone lisa y llanamente la discriminación por ingresos familiares y la vulneración de derechos de la primera infancia, así como un desconocimiento de los derechos de la mujer madres a ingresar al mundo del trabajo. Así mismo afirmamos que estos jardines deben depender del Ministerio de Educación y no ser meramente asistenciales, ni depender de ongs o fundaciones.

Derecho a la Jornada completa para el nivel inicial y primario.

La  jornada escolar completa y/o extendida es un derecho de los niños y de las familias y una obligación del estado brindarla, pero no debe ser obligatoria para los primeros. Lo que ocurre actualmente es una burla. No alcanzan las escuelas de jornada completa cuando las familias la requieren. Y las de jornada extendida no se garantizan por falta de condiciones edilicias, de personal docente por concurso y en algunos casos se usan como forma de introducir el control de empresas privadas en el propio sistema público. Vamos a extender la inversión de modo que toda familia que lo requiera tenga acceso a la jornada completa.

Boleto estudiantil, comedores escolares y becas para los niveles medio y superior

Para lograr que el 2,5 millones de jóvenes y adultos mayores terminen la escuela primaria, y los 11,5 millones terminen la escuela media, necesitamos un plan. Hay que implementar apoyo escolar a contraturno. La extensión de becas de comedor con calidad nutritiva, no de viandas. El boleto estudiantil para todos los niveles, incluido el superior. Incluir salas de nivel inicial para las madres y padres adolescentes. Incrementar los turnos nocturnos extendidos por región para los adultos que trabajan. Se debe fortalecer la presencia de equipos de orientación escolar multidisciplinares integrados por psicólogos, asistentes sociales, psicopedagogos  destinando el presupuesto para lograr un mejor acompañamiento a los niños, niñas y adolescentes no solo en su trayectoria estrictamente escolar-pedagógica sino también en las problemáticas familiares y del entorno social de los y las jóvenes que en muchas ocasiones dificulta o impide la continuidad de la trayectoria escolar.

Política universitaria: ¿qué es necesario cambiar?

Hay que derogar la actual ley de educación superior y el sistema de evaluación de la CONEAU. Hay que defender la autonomía universitaria y terminar con la actual injerencia de las empresas privadas en el control de la construcción del conocimiento de las universidades para que éste sea público, y al servicio de las necesidades del pueblo trabajador y de un país independiente. Hay que democratizar las universidades con gobiernos donde puedan ser electos y votar la totalidad de sus docentes y no solo los titulares, así como respetar la mayoría estudiantil. Hay que eliminar los aranceles de los postgrados y garantizar la gratuidad. la Universidad al igual que el resto de los niveles viene sufriendo el recorte presupuestario y la devaluación de contenidos para adaptarla a las necesidades del mercado de trabajo caracterizado por una fuerte descalificación del trabajo humano en una etapa de crisis capitalista, donde la mayoría de los docentes son ad honorem.

Política de formación docente inicial y continua

Se debe derogar la actual ley de UniCABA en Capital. Se debe respetar la existencia de los actuales institutos de formación superior. Hay que defender sus formas de gobierno autónomos y extender la elección democrática de los mismos por docentes y estudiantes. Hay que articular la formación inicial con la continua de modo que ésta sea planificada y sistémica, como parte de la jornada laboral, con relevo de tareas y sin pérdida de clases para los estudiantes. Se debe terminar con el  mercado privado de cursos como negocio para obtener puntaje.

 

Compartir:

Sobre nosotros Laura Marrone

Legisladora Ciudad de Buenos Aires - FIT-Izquierda Socialista 2017-2019 Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA) Trayectoria laboral Profesora de Enseñanza Superior (2012-2018) Maestra (1984-2012) Cajera de venta de hamburguesas (París 1981-1983) Mucama de hotel (París 1981) Empleada en fábrica metalúrgica (Madrid 1979-1981) Bibliotecaria (1973-1976) Trayectoria política Fue Secretaria de Asuntos Pedagógicos de Ademys (2010-2013) Vicepresidente de UMP-CTERA (1985-1989) Exiliada política por estado de sitio (1979-1983) Militó en la Liga Socialista de los Trabajadores de Francia y en el movimiento de los inmigrantes sin papeles de París Militó en Comisiones Obreras de España, en la rama metalúrgica en Getafe, España. Fue expulsada de España durante el Tejerazo. (1981) Presa política de la dictadura (1976-1979) Delegada de nivel superior en la UEPC-CTERA- Córdoba (1973-1976) Delegada estudiantil en la Facultad de arquitectura (1971-1973) Ingresó a la corriente morenista a la cual perteneció hasta la actualidad 1971-2018 en sus diferentes organizaciones. PRT-La Verdad (1971-1972, PST (1972-1983), MAS,(1983-2004) Izquierda Socialista (2011 y sigue). Militante del movimiento tercer mundista del catolicismo en Córdoba (1969-1971) Escribió libros de texto para el nivel primario y secundario para Estudios Sociales y Formación Ciudadana. Artículos sobre política educativa.

No se admiten más comentarios