PRESUPUESTO PARA EDUCACIÓN CABA 2022

La prioridad del Presupuesto en CABA no son las necesidades públicas

Entrevista de Mario Hernandez a Laura Marrone para Metrópolis

M.H: ¿Qué nos podés comentar del Presupuesto 2022 enviado por Rodríguez Larreta con una estimación de gastos por más de 964.000 millones de pesos? Un presupuesto que sigue siendo por lejos el más alto del país después del nacional y el de la provincia de Buenos Aires.

L.M: Ciudad de Buenos Aires tiene uno de los presupuestos más altos del país sin que por ello signifique un mayor esfuerzo de inversión en cuestiones sociales por parte del gobierno de la Ciudad porque estamos en un presupuesto que tiene altos porcentajes de exenciones impositivas por Ingresos Brutos a las empresas radicadas en la Ciudad.

Si pudiéramos con más tiempo haría una estimación de lo que es el Producto bruto regional por habitante y compararlo con la carga impositiva para las empresas en esta Ciudad que son cabecera de las empresas de la mayoría del país, los Bancos, etc. Una ciudad privilegiada como macrocéfala de una economía concentrada no en la producción sino en los servicios que, por lo tanto, se beneficia de ingresos sin grandes esfuerzos de sus empresas y concretamente existe una larga lista de exenciones impositivas para las empresas de los distritos tecnológicos, del vino, del deporte, audiovisual, diseño y artes. Por ejemplo, en el Distrito tecnológico que es donde yo vivo, tenemos las empresas cuya rentabilidad es altísima por ser empresas que hoy se dedican a lo que se llama la industria del conocimiento, es decir, la producción de software que es exportado al exterior con grandes beneficios tanto de la Ciudad como del gobierno nacional, son empresas que tienen una alta promoción siendo que sus productos se venden en dólares y que la mano de obra que tienen es “nacional” y muy económica.

Esas empresas que hoy tienen una enorme rentabilidad y son una de las ramas de producción con una tasa de crecimiento más grande en el país, tienen exenciones impositivas, por ejemplo, de Ingresos Brutos, lo cual es sumamente injusto en relación a pequeñas empresas que están en otras partes de la Ciudad y tienen que pagar altos impuestos.

Partiendo de esos ingresos vamos a los gastos, es un Presupuesto como todos los que se vienen elaborando en los últimos años, que tiene una alta cuota de irrealidad porque se hace sobre la base de cálculos inflacionarios que luego son superados en un 15% o 20%, por ejemplo.

El Presupuesto toma como referencia la estimación de inflación que hace el Presupuesto nacional que es del 33% y un dólar a 131 pesos, cuando ya se está calculando para el dólar oficial una devaluación cercana al 30% y una inflación que superará el 50%.

Estamos hablando de presupuestos que después resultan dibujados en relación a una economía tan inestable con tanto porcentaje de inflación anualmente. Para este año el Presupuesto de la Ciudad está estimado en 964.000 millones y los recursos en 944.000 millones, lo que indica un déficit del 2%.

Nosotros sabemos que el gobierno de la Ciudad va financiando el déficit con deuda externa, una deuda externa que en el año que pasó representó arriba del 8% del Presupuesto 2021. Para el presupuesto 2022 está estimado en el 7,23 %. Pero para que se comprenda qué quieren  decir estas cifras son alrededor de la mitad del Presupuesto para salud.

No se dice ni se publicitan los porcentajes de intereses de la deuda, porque una vecina común con el pensamiento sano de alguien que tiene una economía sana dice ‘a las deudas hay que pagarlas’. Lo que la población tiene que saber es que las deudas que se contraen en nuestra Ciudad y a nivel nacional son a tasas prohibitivas de una rentabilidad productiva, es decir, son mayores a veces de lo que puede ser la inversión y producción directa. Son deudas que para nuestra Ciudad el año que viene representan una erogación de 69.755 millones de pesos, es decir, poquito menos de la mitad de lo que se va a dedicar a salud.

En el presupuesto global lo que está estimado para educación representa el 19,5%; hay un pequeño aumento respecto al año anterior que fue un punto menos. Quiero señalar algunas cuestiones comparativas porque, por ejemplo, para construcción de escuelas que es un tema que hemos trabajado muchísimo en este programa y que es de gran preocupación de la población sobre todo de la que en este momento está recibiendo las comunicaciones del ministerio de Educación por la falta de vacantes nuevamente para amplios sectores de la población, especialmente de la primera infancia, el sector más vulnerado en su derecho a un espacio educativo y con más drama para la mujer trabajadora como ya hemos conversado otras veces por lo que hoy significa en salarios que no superan los 30.000 o 40.000 pesos y los jardines materiales privados están en alrededor de 15.000 pesos o más.

¿Qué está pensado destinar para construcción de escuelas? 3.021 millones de pesos, pero curiosamente para la construcción de comisarías está estimado 3.161 millones de pesos siendo que nosotros no solamente tenemos que construir nuevas escuelas sino que además tenemos la urgente necesidad de acondicionar las escuelas que tenemos por la pandemia que persiste y que puede reiterarse con nuevas escaladas el año que viene. Nosotros tenemos que rediseñar muchas de las escuelas que ya están construidas para garantizar la famosa aireación cruzada, la mayor cantidad de baños, para que los chicos no se superpongan a la hora del recreo y que en este momento este presupuesto no garantiza. Sí en cambio hay una ponderación superior para construir comisarías.

Otro dato que te quiero dar es el de equipamiento para la policía que está estimado en 5.164 millones y el Plan Sarmiento de la famosa necesidad de computadoras para equipar a las escuelas y a nuestros alumnos es de 4.264 millones de pesos, es decir, 1.000 millones de pesos menos para afrontar lo que tan mentadamente se propagandizó que es la educación digital y el salto tecnológico para tener unos ciudadanos del futuro, etc., etc., es inferior al equipamiento policial.

Y no hablemos de los pobres hospitales. Es el colmo lo que está estimado en construcción de salas o refacciones para hospitales y equipamientos: 1.124 millones de pesos. A veces uno se pregunta qué pasa por la cabeza de quienes gobiernan que ponen como prioridad a la policía frente a las medidas que permitirían justamente que no se profundicen situaciones de violencia, para que la gente tenga más derechos y más acceso a educación a salud.

Yo vengo de acompañar a un familiar que se atiende en un hospital público y en mayo fue diagnosticado de cáncer y estamos en noviembre y todavía no ha recibido la medicación para afrontar un tratamiento y el cáncer avanza. Nuestros hospitales están desmantelados, incluso las obras sociales como PAMI que debiera responder a las demandas de las personas mayores que están en esa obra social.

Hay que comparar como aumentaría para el año que viene el subsidio a las escuelas privadas. Este año fueron  arriba de 18.000 millones de pesos es decir un presupuesto superior al del municipio de La Matanza. Decir que tenemos 3.000 millones de pesos para construir escuelas y seguramente si hacemos una proyección de que todo el presupuesto está aumentando alrededor del 40 % para el año que viene, imaginemos que alrededor de 23.000 millones de pesos debe ser lo que está estimado para escuelas privadas, algo realmente escandaloso.

Tengo una preocupación grande. Yo había comentado que es una modalidad nueva del empresario privado de usufructuar del presupuesto del Estado que son los fondos fiduciarios.

Lo tengo que investigar muy a fondo porque en estos días escuché que lo va a tomar como modalidad el gobierno nacional en el proyecto de los fondos que se tomarían del famoso impuesto al envase, que en vez de ir al presupuesto del Estado iría a un fondo fiduciario de asociaciones cooperativas y demás.

Se aprobó hace un mes en la Ciudad de Buenos Aires para los fondos que serían destinados a la educación digital y a la digitalización en general de los servicios educativos. Esas cifras que comenté del Plan Sarmiento de 4.264 millones donde está aquello que va a constituir el fondo fiduciario que va a ir directamente a empresas privadas para que sean ellas las que diseñen las políticas de digitalización o de educación digital. La tercerización del destino de los fondos del Estado, por ejemplo, en este caso para la educación digital.

A veces no termino de sorprenderme del grado de entrega que hay hoy de la cosa pública al empresario privado que son inoperantes porque nosotros no tenemos una burguesía pujante que haya construido un Estado, al contrario, tenemos una burguesía subsidiaria de los grandes empresarios internacionales, sin ninguna iniciativa productiva y que se dedica al usufructo del Estado que se nutre centralmente del regresivo impuesto al consumo. Ver que a su vez este presupuesto pasa a tener total pérdida de control público a través de este mecanismo fiduciario es realmente escandaloso.

El Parque de la Innovación es un parque que se va a construir en los terrenos que eran del Tiro Federal y ahí se está por construir un emprendimiento público-privado como se usa denominarlo ahora que en realidad es más privado que público. El Estado pone los recursos y el privado se lo come. Este parque se va a construir para las empresas dedicadas a la industria del conocimiento en hectáreas sumamente valiosas por 2.759 millones de pesos, es decir, un poco menos de lo que va a la construcción  de escuelas.

Como vemos la prioridad de este Presupuesto no son precisamente las necesidades públicas sino cómo se avanza en la entrega al beneficio de las empresas privadas.

Compartir:

Sobre nosotros Laura Marrone

Legisladora Ciudad de Buenos Aires - FIT-Izquierda Socialista 2017-2019 Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA) Trayectoria laboral Profesora de Enseñanza Superior (2012-2018) Maestra (1984-2012) Cajera de venta de hamburguesas (París 1981-1983) Mucama de hotel (París 1981) Empleada en fábrica metalúrgica (Madrid 1979-1981) Bibliotecaria (1973-1976) Trayectoria política Fue Secretaria de Asuntos Pedagógicos de Ademys (2010-2013) Vicepresidente de UMP-CTERA (1985-1989) Exiliada política por estado de sitio (1979-1983) Militó en la Liga Socialista de los Trabajadores de Francia y en el movimiento de los inmigrantes sin papeles de París Militó en Comisiones Obreras de España, en la rama metalúrgica en Getafe, España. Fue expulsada de España durante el Tejerazo. (1981) Presa política de la dictadura (1976-1979) Delegada de nivel superior en la UEPC-CTERA- Córdoba (1973-1976) Delegada estudiantil en la Facultad de arquitectura (1971-1973) Ingresó a la corriente morenista a la cual perteneció hasta la actualidad 1971-2018 en sus diferentes organizaciones. PRT-La Verdad (1971-1972, PST (1972-1983), MAS,(1983-2004) Izquierda Socialista (2011 y sigue). Militante del movimiento tercer mundista del catolicismo en Córdoba (1969-1971) Escribió libros de texto para el nivel primario y secundario para Estudios Sociales y Formación Ciudadana. Artículos sobre política educativa.

No se admiten más comentarios